Astillas

Autor: Mauro Marino Jimenez

Dejo la tierra asaz sin memoria
florece una lumbre en el carbón de un paracaídas quemado
se acercan las flores
tautología
sabiduría
invitación
no maldad

Dejo la bruma
el pino que hincha y su falta de agua
camino sobre las hojas que dejó Marcel en caracoles y zancos
huelo el terreno que llevó Duino en su Rainer María
llamo a Emilio en silencio y con su sombra inválida
celebro a César sin fatídico universo ni infiernazos ni cielazos

No soy un astronauta llamado Tom
nací viendo el día a medianoche
y sigo despierto

Dejo la tierra desde la tierra
el campo desde el campo
la espiga tras la espiga
el cieno por el cieno y
la roca por la roca

Subo en brazos y sin túnel de infiernillo o corazón
subo en dos pares de docenas de cometas que ganan juego
/ al aluvión y la moda
y subo en ristre por noche del olvido y ata al sueño
a su cuágulo negro de alas rotas y memoria a medianoche

Subo
al recordar la morada sin puertas
los pulmones abiertos
y el escaño de quien ama la meta como planta
o como árbol recogido sin avión ni aterrizaje

ImagenCC BY 4.0
Anuncios